notitle
notitle

Alonso Segura,Al.Mercadoasegura@peru21.com

Los planes de promoción de la inversión privada y de reforma educativa son fundamentales. Esperemos que el proyecto de Ley de Desarrollo Docente plantee incentivos adecuados para la capacitación de profesores, pero recordemos que mejorar remuneraciones per se no logra este objetivo. La iniciativa de mejoras en gobierno corporativo, rendición de cuentas y apertura a capital privado de empresas públicas es bienvenida, pero tengamos cuidado sobre su rol ampliado, dados los precedentes en nuestra historia. Bienvenida también una reforma del Servicio Civil que incorpore capital humano e incentivos claros al sector público. Finalmente, es adecuado el fortalecimiento propuesto de la institucionalidad para el manejo de conflictos, pero discrepamos con la propuesta de reforma constitucional sobre el derecho fundamental al agua. En la coyuntura actual, puede resultar una caja de pandora. Preocupa.