Humala se dio baño popular. (USI)
Humala se dio baño popular. (USI)

El presidente Ollanta Humala calificó ayer de "cobardes" y "miserables" a quienes agreden a las mujeres. "Hay que saber respetar a la mujer. El que toca a una mujer es un cobarde, es un miserable", manifestó en un mitin en la ciudad de Yurimaguas, Loreto.

Lo dicho por Humala ocurrió una semana después de la renuncia de José Villena como ministro de Trabajo, luego de que agrediera a una trabajadora de LAN el martes 27 de noviembre en Arequipa.

De otro lado, en un encendido discurso, el mandatario arremetió contra los corruptos involucrados en actos irregulares en las licitaciones de obras.

"Tenemos que ser transparentes porque no vaya a ser que contratemos a un zamarro que se tire la plata", advirtió. Más adelante, apoyó tácitamente la propuesta del titular del Congreso, Víctor Isla, para que se incremente a 145 el número de parlamentarios.