VIOLENTO ACCIDENTE. El agente de la Policía y el taxista murieron en forma instantánea. (Rolando Ángeles/USI)
VIOLENTO ACCIDENTE. El agente de la Policía y el taxista murieron en forma instantánea. (Rolando Ángeles/USI)

Otro fatal accidente de tránsito volvió a teñir de sangre las pistas del circuito de playas de la Costa Verde: un taxista y un policía murieron ayer luego de que el primero perdiera el control de su auto y se estrellara contra un poste de alumbrado público. Los municipios de Miraflores y de Barranco denunciaron las deficiencias viales en la mencionada vía.

Eran las 6:30 de la mañana. El taxista Julio Gallegos (37) manejaba el vehículo de placa C20-147 y transportaba al suboficial Nilton Saboya (56) y a su esposa, Kirmin Mariche, quienes se dirigían de Chorrillos a San Isidro.

Una mala maniobra del conductor hizo que el automóvil se despistara a la altura de la Unidad de Salvataje de la PNP. El taxi se subió al sardinel y terminó estrellándose contra un poste de alumbrado público. Gallegos y el policía murieron en forma instantánea, mientras que la mujer resultó con graves heridas.

VÍA ABANDONADAAnte los constantes accidentes en la Costa Verde, el alcalde de Miraflores, Jorge Muñoz, criticó a la comuna limeña por su "desinterés" en refaccionar y mejorar el sistema vial del circuito de playas. Incluso ha dirigido cartas a Emape informando de los continuos siniestros. Barranco también expresó su malestar.

DATO

- El policía trabajaba en la comisaría de Orrantia, en San Isidro, y su pareja, en la municipalidad de ese mismo distrito.