Foto: Nancy Dueñas.
Foto: Nancy Dueñas.

Connie Chaparro,ActrizAutor: Gonzalo Pajaresgpajares@peru21.com

Creció en un ambiente rockero, ruidoso, pero se siente una chica tranquila y responsable. Con ustedes, Connie Chaparro.

Tu padre es el 'Mono' Chaparro, un viejo rockero, el dueño del Sargento Pimienta…Tuve un papá muy diferente, más amigo que papá, muy alternativo, muy diferente, con una ideología bien anárquica. Tuvo un accidente: ya no toca pero sigue componiendo, mantiene el espíritu pues su mundo es la música.

En personalidad, ¿tienes más de tu papá o de tu mamá?De los dos. De mi papá tengo la sensibilidad, la pasión y sus gustos musicales –obviamente me gustan los Beatles–. De mi mamá, la fuerza, las ganas de salir adelante.

*¿Eres rebelde? *Con papás así uno no podía ser rebelde, porque desde pequeña era muy independiente y tenía toda la libertad del mundo, no tenía unos papás castrantes, todo lo contrario. Es más, creo que he sido la mamá de mis papás (ríe). Soy una chica sana, no tengo vicios: no fumo, tomo poquitísimo, soy monse; en una reunión tengo que bailar para no dormirme o estar metida en una conversación amena.

Has crecido en el Sargento Pimienta, que es un escenario rockero, de muchas fiestas…He sabido manejar esto, llevarlo de una manera responsable. Recuerdo que mi mamá no quería que fuese a los concierto de mi papá, tenía miedo, pues el Sargento era el antro del rock (ríe).

¿Qué dijeron cuando les dijiste que querías ser actriz?A pesar de que están involucrados en el arte, de que sus amigos fuesen gente como 'Pancho' Lombardi, nunca me ayudaron, nunca me llevaron a un cásting, pues me daba vergüenza, qué roche que mi mamá fuese conmigo. Yo lo he logrado todo por mi lado. Lo único que me decía mi papá era: "Connie, ten cuidado. Esos directores son unos mañosos, unos malcriados, no vayas por el mal camino" (ríe).

Empezaste haciendo comerciales…Sí, de muy chiquita. Recuerdo que en uno le daba un beso a un niño. Al hacerlo sentí asco, me limpié la boca y, lo peor y de pura inocente, crecí creyendo que ese niño había sido mi primer enamorado. Además, lo tengo presente porque de esa escena se hicieron paneles gigantes (ríe). Luego, a los 11, empecé a trabajar con Gloria María Solari. Estuve ocho años en su elenco, bailando, algo que no me gustaba: para tener tres minutos de actuación tenía que bailar todo un show (risas). Hasta salía de muñecón.

¿Te gusta la fama?No tanto. Soy rochosa y me da flojera dar entrevistas, aunque sé que son importantes (ríe).

Te casaste con Sergio Galliani, quien te lleva algunos años.Aunque haya una diferencia de edad, eso le costó aceptarlo más a la gente que a mí. No es que yo sea una chiquivieja –tengo 28 años– pero, aunque algunos aún me vean como la 'chibolita' de Así es la vida, no lo soy. Siempre he sido muy independiente y nadie se puede meter en tu vida. Bueno, a mi mamá sí le chocó un poquito, pero no mucho; mi papá me hizo tres preguntas y se acabó el tema. Con Sergio hay química, muchos temas de conversación y, la verdad, no pensaba que me llevaba tantos años (ríe). Además, los chicos de mi edad me aburrían.

Y no solo te enamoraste: te casaste y tienen un hijo…Primero vivimos dos años juntos, y ayer cumplimos dos años de casados. Sergio es encantador, tiene una gran personalidad: no he conocido a nadie más seguro que él. No sabes cuánto se ama… exagera (ríe). Y cuando uno se quiere, la gente te quiere. Yo le digo "baja de peso, mira ese rollo", y me dice "qué tiene, me gusta" (ríe). No es un churro pero como es se quiere y, además, es una persona interesante, que siempre está haciendo cosas: actúa, conduce un programa de tele, es dueño de Radio Insomnio y del teatro Ensamble. ¡Cómo no va a ser interesante para una mujer estar con una persona que es así!

¿Qué tal ser mamá?Te cambia la vida para bien, aunque es una tarea cansada. Todos tus minutos son oro, pues tu objetivo principal de vida pasa a ser tu hijo. No soy tan mamá gallina, trato que se encariñe con otros, que no sufra de mamitis: he logrado que sea feliz con otras personas.

Apoyas ¿Cómo, cuándo y dónde? Tú decides, una campaña de sexualidad responsable…Sí, es promovida por Lorophyn y consiste en un monólogo donde hablo, con humor, de mi experiencia con el fin de que las chicas –pues llevamos la obra a las universidades– sepan elegir y sean responsables, que tengan personalidad y sepan decir 'no' y, si dicen 'sí', que esta decisión sea informada, voluntaria, no impuesta. Los invito a visitar nuestra página de facebook: www.facebook.com/comocuandodonde. Este año lo llevaremos a varias provincias.

Eres toda una experta en sexualidad…Ser mamá te ayuda (ríe).

AUTOFICHA

- Me llamo Constanza, pero siempre me han dicho Connie. Empecé a trabajar, cantando y bailando, con Gloria María Solari en la obra Capitanes de lata. Tenía 11 años.

- A los 17 entré a la Universidad Católica a estudiar Educación Inicial. No terminé por dedicarme a la actuación, algo que para mi mamá era un hobby.

- En la tele empecé en Mil Oficios, con Efraín Aguilar. Dejé la universidad porque me sentía frustrada por estudiar algo que no me gustaba. Estudié teatro en Argentina.