Foto: David Vexelman
Foto: David Vexelman

Claudia Portocarrero,ExmodeloAutor: Javier Articajartica@peru21.com

Como miles de provincianos, la 'Ñañita' Claudia Portocarrero dejó la tierra que la vio nacer para comenzar de cero en nuestra capital. Lejos de su querido Iquitos y de su familia, Claudia empezó a destacar como modelo y actriz, y ahora busca consolidarse como empresaria. Por estos días, la sensual artista destaca como embajadora del documental 'Marca Perú', que promociona la belleza y las costumbres de nuestra selva.

Has vuelto a sobresalir, esta vez como imagen del documental Loreto-Italia. ¿Buscas la internacionalización?Tienes toda la razón, ñañito. Este documental me está ayudando mucho en mi carrera. Ahora soy una embajadora del Perú… Uno siempre busca progresar. Antes tuve una propuesta para actuar en una película de Argentina, pero no se llegó a un acuerdo. Gracias a la agrupación de Dilbert Aguilar conocí muchos lugares, como Europa y Estados Unidos.

¿Hasta dónde aspiras llegar en la actuación?Mi sueño es incursionar en Hollywood (risas). Admiro a Julia Roberts, Nicole Kidman, pero me identifico más con Sandra Bullock ya que es una chica atrevida y guerrera. Sé que aún me falta, y hasta ahora solo he actuado en la película Motor y motivo.

¿Con qué actor quisieras compartir roles en la intimidad?¡Asu! Me encantaría estar con Ben Affleck, Tom Cruise, son muy guapos. Sería un sueño compartir con ellos, pero todo puede ser realidad si uno se lo propone. Tuve que dejar las clases de actuación porque me metí en el rubro empresarial, en la productora con Dilbert Aguilar, y abrí otra productora con mi hermana Sally.

También eres empresaria…Sí, me va bien. En un mes y medio abriré una escuela de modelos con grandes maestras. También tengo una boutique, la empresa de la miniván y el grupo con Dilbert.

¿Te sientes preparada para enseñar en una escuela de modelaje?Aunque solo he llevado dos talleres de modelaje, hay que sacarle el jugo a lo que sé hacer. Ya me estoy preparando en clases de pasarela y etiqueta porque no quiero quedarme con el paso del caballo (risas). Quiero darles algunas técnicas a las alumnas.

¿En qué se diferenciará de las escuelas de Marina Mora y Mónica Chacón?Ellas son muy buenas, pero mi escuela de modelaje tendrá un plus que es el teatro, talleres de improvisación y expresión. De esta manera se van a preparar bien para concursar en un Miss Perú. No solo lanzaremos unas simples modelos, sino chicas que sepan desenvolverse. Es lo que buscan las empresas.

¿Qué te parecieron las opiniones de la Miss Perú Universo, Cindy Mejía, sobre los gays?No la juzgo, a cualquiera le pudo pasar. Hay que apoyarla y sé que saldrá adelante. Por eso abriré mi escuela de modelaje, para que las chicas no metan la pata… Alguna vez me ofrecieron participar, pero siempre me chupé. No sé si habría ganado, pero me hubiera gustado mucho ser una Miss Perú.

¿Seguirás desfilando?No, esa etapa ya fue. Cumplí un ciclo como modelo, eso está quemado, fue bonito y no quiero retroceder. Ahora quiero darles la oportunidad a nuevas chicas.

¿Posarías desnuda?Hace cuatro años tuve la oportunidad de posar desnuda para Playboy de Argentina, pero no acepté porque mi mamá no quería. Me hubiera gustado hacerlo, pero a estas alturas ya no. En una película podría ser, pero tampoco en una cinta pornográfica.

¿Qué significa tu expareja Dilbert Aguilar en tu vida?Él es una persona maravillosa, siempre será parte de mi familia y de mí. Pese a que ya no somos pareja, nunca nos vamos a separar. Queda un cariño especial. Se dijo que yo seguía viviendo con él, pero no es cierto.

Ahora tus detractores dirán que todo fue publicidad y te seguirán llamando vividora…No fue publicidad, y yo respeto las opiniones. ¿Vividora? No. La mayoría sabe cómo me saqué el ancho trabajando… En este momento he cerrado las puertas al amor. Si salgo es con amigas, amigos, primos, así que no encontrarán un ampay.

¿Eres una bomba sexy?Soy común y corriente, no soy una bomba sexy. Tengo lo mío y lo exploto cuando es necesario. Sé que he cambiado porque de chiquilla era un palo. Luego me puse arriba 34 b, ya que antes era 32. En la parte de atrás me hice retoquitos.

¿Te hicieron propuestas indecentes?Me han ofrecido casas, viajes, pero no acepto nada porque soy una mujer con valores. Una vez me dijeron para bailar en Las Cucardas y yo no sabía qué era, así que acepté, pero cuando ensayaba en la casa de un coreógrafo le dije a Dilbert y él pegó el grito al cielo. Al final nunca fui porque, si entraba ahí, manchaba mi imagen.

AUTOFICHA

- Nací el 1 de agosto de 1985 en Iquitos. Soy la tercera de cuatro hermanos. Si no hubiera sido modelo y empresaria, mi destino era ser voleibolista, ya que soy una gran matadora.

- A los 14 años llegué a Lima en búsqueda de un mejor futuro y luego conocí a Dilbert Aguilar, quien me ayudó en mi carrera.

- Hace seis años que sufro escoliosis y me duele mucho la columna. Estoy en tratamiento y me han dicho que en un año y medio estaré más recuperada.