Avión de combate causó gran incendio al estrellarse. (AP)
Avión de combate causó gran incendio al estrellarse. (AP)

WASHINGTON (Agencias).– Un caza estadounidense F-18 se estrelló en una zona residencial de Virginia Beach, dejando siete heridos y serios daños materiales, según los servicios de socorro.

"Un F/A-18D del escuadrón 106 se estrelló en Virginia Beach", indicó la Marina estadounidense en un comunicado. El aparato cayó a las 12:05 (11:05 de Perú) poco después de su despegue de la base aeronaval de Oceana, situada a pocos kilómetros del lugar del accidente.

El avión bimotor dañó al menos cinco edificios de dos pisos, que se prendieron en llamas, lo que obligó a la intervención de los bomberos para apagar el siniestro.

Los dos pilotos del caza pudieron eyectarse y fueron trasladados al hospital local, donde permanecen en observación, informaron las autoridades.

TESTIMONIOS"Todos los edificios estaban ocupados pero, por suerte, no se ha informado de ningún desaparecido, lo cual es una señal positiva. Tenemos que avanzar a través de cinco edificios gravemente dañados para hacer una búsqueda detallada", señaló el jefe de bomberos de Virginia Beach, Tim Riley, quien precisó que los trabajos llevarán cierto tiempo.

Testigos del accidente explicaron que el avión cayó bruscamente y que la fuga de combustible habría aumentado la violencia del fuego.

"Los edificios empezaron a derrumbarse", manifestó Zack Zapatero a CNN.

"No vi a nadie corriendo afuera, pero escuché que había gente mayor de edad que vivía en esos edificios, y eso me preocupa mucho", añadió.

Otro testigo del hecho, Jon Swain, expresó a la cadena MSNBC que el avión se estrelló contra un bloque de apartamentos.

"Había llamas que salían de la parte de atrás del aparato, así que pensé que se estaba quemando o pasaba algo, pero el avión empezó a bajar y bajar", afirmó.

SABÍA QUE

- El F-18 es el avión de caza de la Marina estadounidense y está en servicio desde la década de los 80.

- El modelo ha sido vendido a numerosos clientes extranjeros.

- El aparato accidentado pertenece al escuadrón 16 de la base Oceana, un inmenso complejo en el que trabajan 15,000 personas.

- El escuadrón 16 sirve de 'escuadrón de reemplazo' y su misión es entrenar a los pilotos de la Marina.