Cayeron por errores
Cayeron por errores

El emerretista panameño Pacífico Castrillón evitó que se produjera una masacre en el interior de la vivienda de La Molina durante el operativo. Así lo reveló una fuente judicial a Perú21, quien prefirió mantener su nombre en el anonimato, pero que fue testigo directo de aquellos hechos.

Reveló que, días antes del operativo, los policías ya venían haciéndole un seguimiento al terrorista, y una de las cosas que más les llamó la atención fue que comprara 100 panes cuando se suponía que en dicha residencia solo vivía con la emerretista estadounidense Lori Berenson.

El día programado para tomar la vivienda, el primero en ser capturado –fuera de la misma– fue Castrillón, quien les advirtió a los efectivos que, si ingresaban, iban a ser asesinados debido a que en el interior había todo un 'comando de aniquilamiento'.

Los policías, muy sorprendidos, solo atinaron a pedir más refuerzos y, así, evitaron que fueran emboscados y asesinados.