MOTIVOS PARA REÍR. Romney realizó una campaña exitosa en Florida y obtuvo el apoyo de los hispanos. (Reuters)
MOTIVOS PARA REÍR. Romney realizó una campaña exitosa en Florida y obtuvo el apoyo de los hispanos. (Reuters)

MIAMI (Agencias).– El exgobernador de Massachusetts Mitt Romney obtuvo ayer una categórica victoria que lo acerca más a ser el candidato presidencial republicano que enfrente a Barack Obama en las elecciones presidenciales de Estados Unidos del próximo 6 de noviembre.

En las primarias de Florida, el multimillonario se impuso por unos 17 puntos –según las primeras proyecciones– sobre el expresidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich, con quien mantuvo encendidos debates en las últimas dos semanas.

"Tenemos el tiempo, el calendario, el equipo y la organización necesarios para hacer lo que creo que se requiere para ser candidato a la Presidencia de Estados Unidos", dijo un confiado Romney, quien con esta victoria ha sumado 50 delegados más, una cifra importante para ser nominado candidato republicano.

Con su derrota, los otros dos candidatos, Rick Santorum y Ron Paul, deberán plantearse la posibilidad de renunciar para apoyar a los otros dos postulantes con más opciones de ganar. Previamente a las primarias de Carolina del Sur –del pasado 21 de enero–, otros dos aspirantes depusieron sus postulaciones.

APOYO LATINOEn las últimas dos semanas, los aspirantes republicanos a la Casa Blanca tuvieron la tarea de conquistar en Florida el voto latino, que representa el 13.1% del electorado republicano, que en ese estado tiene 4 millones de afiliados.

De cara al electorado cubano-estadounidense, Gingrich y Romney compitieron por demostrar quién tendría más 'mano dura' para planificar una Cuba sin los hermanos Fidel y Raúl Castro o alejar de América Latina "la amenaza" del presidente venezolano Hugo Chávez, como dijeron al unísono en eventos hispanos en Miami.

Aunque Florida se mostró como una plaza muy favorable al exgobernador de Massachusetts, Gingrich confía todavía en que sus credenciales conservadoras –y el apoyo de líderes ultraconservadores del Tea Party, como Sarah Palin y Herman Cain– le permitirán vencer a su principal oponente.

Según la prensa estadounidense, el multimillonario Romney ha gastado más de 15 millones de dólares en una campaña publicitaria agresiva contra Gingrich. En cambio, este gastó cinco veces menos y recurrió más a los insultos.

LO QUE VIENEEsta importante victoria le permitiría a Romney acrecentar otra vez su favoritismo, que se vio truncado cuando Gingrich ganó sorprendentemente en Carolina del Sur. Incluso, para un sector del Partido Republicano, el ganador de Florida prácticamente es el candidato presidencial.

"Creo que el vencedor en Florida va a ganar las primarias republicanas porque este estado representa lo que es el resto del país", dijo el senador de ese partido Marco Rubio.

El siguiente desafío será el denominado 'Supermartes', del próximo 6 de marzo, cuando la mayoría de los estados de Estados Unidos celebren sus primarias. La importancia de este evento es que allí se designará prácticamente a todos los delegados encargados de elegir al candidato presidencial republicano.

SABÍA QUE

- Con su victoria en Florida, Mitt Romney sumó 81 delegados, mientras que Newt Gingrich se queda con 26.

- Son 1,144 delegados los que eligirán al candidato presidencial republicano el próximo 27 de agosto.

- El 6 de noviembre son los comicios en los que Barack Obama va a la reelección.