TRÁNSITO SE NORMALIZÓ. Manifestantes abandonaron la vía luego de que se llegara a un acuerdo. (Zaida Luya/USI)
TRÁNSITO SE NORMALIZÓ. Manifestantes abandonaron la vía luego de que se llegara a un acuerdo. (Zaida Luya/USI)

Tras las violentas protestas del último jueves contra la instalación de un nuevo aeropuerto en Orcotuna –que dejaron una persona muerta, 40 heridas y 23 detenidas–, el Gobierno anunció ayer la cancelación de los estudios técnicos para la construcción de dicho terminal aéreo.

El titular de Transportes y Comunicaciones, Carlos Paredes, explicó que el proceso entrará a una etapa de revisión. Ello a solicitud de las autoridades y de los dirigentes de Jauja.

Paredes reiteró que, pese a la medida, el Ejecutivo tiene interés en que la región Junín y el centro del país "cuenten con la infraestructura aeroportuaria que se merecen".

Asimismo, aclaró que el gobierno regional no tiene competencia para tomar una decisión en la construcción de aeropuertos. "Es importante destacar que la única entidad con competencia legal para hacer estudios e inversiones en los aeropuertos nacionales e internacionales es el MTC", puntualizó el ministro.

REGRESA LA CALMAEl anuncio fue tomado con algarabía por la población de Jauja, donde ayer retornó la calma. Quien no tomó con agrado la decisión fue el presidente regional de Junín, Vladimir Cerrón, quien insistió en la idea de un nuevo terminal aéreo pues dijo que el pedido de internacionalizar el aeropuerto existente es inviable.

DATO

- El ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, dijo que se ha abierto una investigación por la muerte del ciudadano Álex Gonzáles en las protestas.