notitle
notitle

Abraham Levy,Opina.21alevy@metereológica.pe

El sol da vida. Pero también la quita en forma de cáncer de piel.

Como parte de la tarea de ir a la Luna aprendimos mucho sobre los impactos del sol en nuestra piel. En particular la radiación UV.

Hay tres formas de radiación UV. La A, B y C. Solo las dos primeras atraviesan la atmósfera y llegan al suelo; siendo la B la más dañina. Es capaz de afectar el ADN –que es el cerebro– de las células y con ello crear condiciones pre o cancerígenas.

El ozono de la atmósfera filtra buena parte de la UV. Pero no toda. El éxito que estamos teniendo en frenar y revertir la destrucción del ozono de la atmósfera nos aleja del riesgo directo a descomunales niveles de radiación.

Sin embargo, el cambio climático está trayendo áreas con menor nubosidad en el Perú, en particular en el tercio sur, según muestra el proyecto 50YR de NOAA.

Este encontró que en el último medio siglo hay menor cobertura de nubes en ciudades como Arequipa, Moquegua, Tacna y áreas circundantes.

Ya llega el verano. No seamos tontos, pongamos barreras entre nuestra piel y el sol.

Debes tener en cuenta que si tienes que exponerte al sol, es necesario usar bloqueadores UV tipo B. Si tienes la piel clara tu riesgo se multiplica.