notitle
notitle

Lucía de Althaus,Opina.21quererteatiperu21@gmail.com

"Yo a mis hijos les doy calidad de tiempo", dice una mamá trabajadora, quien siente algo de culpa por dejarlos tanto tiempo. "Ah no, yo creo en la cantidad de tiempo, los niños nos necesitan!", dice otra que ha optado por no trabajar y solo criar. ¿Qué es lo mejor? Como siempre, creo que cada uno encuentra su mejor manera de ser mamá. Sin embargo, siguiendo las investigaciones sobre el apego –vínculo fundamental de amor y seguridad entre mamá y bebé necesario para crecer emocionalmente saludable– se podría afirmar que, durante los primeros meses de vida, la cantidad de tiempo es necesaria. Que sea mamá quien lo cambie, toque, arrulle y alimente. Luego, en la medida en que van creciendo, la calidad se puede tornar en lo más importante, pues las mujeres de hoy tenemos profesiones y deseos personales que cumplir. Pero, en verdad, esta calidad de vínculo siempre debe estar presente, ya sea en mucho o en poco tiempo, en casa o fuera de ella: estar conectados y ocupándose de los hijos para establecer un vínculo cercano y seguro con ellos.