Aunque lo nieguen, los hampones aparecen atacando a los efectivos policiales. (USI)
Aunque lo nieguen, los hampones aparecen atacando a los efectivos policiales. (USI)

Han pasado nueve días desde que ocurrieron los actos vandálicos en el mercado de La Parada, en La Victoria, y la Policía sigue capturando a los vándalos que atacaron a los agentes del orden. Ayer, dos de ellos fueron puestos tras las rejas.

Ellos son Edwin Huamán Huaicochea (37), (a) 'Caballo', y Rogelio Francisco Simeón Calderón (29), (a) 'Pícolo', quienes aparecen en las filmaciones periodísticas de ese terrible día.

El general Carlos Gómez Cahuas, nuevo jefe de la Sétima Región Policial, indicó que el primero de los mencionados fue atrapado cuando transitaba por una calle de La Victoria.

A él se le encontró dos envoltorios de marihuana y 16 ketes de pasta básica de cocaína. Según información policial, el sujeto habría negado su participación en el hecho.

IMÁGENES LOS DELATANSin embargo, diferentes medios de comunicación publicaron fotografías y videos en los que se observa a Huamán Huaicochea lanzando palos y piedras a los custodios.

Mientras tanto, el segundo de los detenidos cayó cuando alquilaba teléfonos celulares cerca de La Parada. Este también laboraba como 'jalador' de clientes en algunos restaurantes del distrito.

Al igual que 'Caballo', Simeón Calderón dijo ante la Policía que era inocente y que todo se trataba de una confusión. No obstante, su versión fue desmentida gracias a los videos con los que cuentan los investigadores.

Con estas dos nuevas intervenciones ya son 106 los detenidos por generar actos vandálicos en La Parada y atacar cruelmente a los policías, como fue el caso del suboficial Percy Huamancaja, quien continúa internado.

TENGA EN CUENTA

- El operativo para capturar a los hampones estuvo a cargo de los agentes de la comisaría de Apolo y de la Dirincri. Las intervenciones policiales continuarán durante las próximas semanas, informó el general Carlos Gómez.

- Los detenidos serán denunciados por los delitos contra la tranquilidad pública y tráfico ilícito de drogas, según anunció la Policía. Ellos fueron puestos a disposición del Ministerio Público.