NO APELARÁ. Tribunal chino le conmutó la pena de muerte. (AP)
NO APELARÁ. Tribunal chino le conmutó la pena de muerte. (AP)

HEFEI (AFP).– La china Gu Kailai, esposa del alto dirigente comunista Bo Xilai, fue condenada a pena de muerte conmutada en prisión por el asesinato de un empresario británico, tras un juicio que sacudió al partido gobernante en China.

Gu, que es abogada, renunció a apelar la sentencia y en el mejor de los casos podría salir de la cárcel en nueve años. "Considero justo el fallo", señaló la mujer al tribunal.

En China esta condena se transforma automáticamente en cadena perpetua.

Este proceso constituyó el punto crítico en un espectacular escándalo que estalló en marzo de este año con la remoción y posterior detención de Bo Xilai, entonces estrella en ascenso en el Partido Comunista de China, del que era líder en la enorme ciudad de Chongqing, donde ocurrió el crimen.

El paradero de Bo hasta el momento se desconoce y solo se le investiga por "irregularidades" dentro de su partido.

SABÍA QUE

- En noviembre del 2011, Gu Kailai envenenó a su socio, el empresario británico Neil Heywood.

- Bo Xilai, de 63 años, aspiraba a integrar el Comité Permanente del Politburó, por lo que pudo haber sido designado como presidente de China.