Foto: Luis Gonzales
Foto: Luis Gonzales

Tras cumplir un mes de arresto domiciliario en la residencia de su madre Olga Lívora, el maquillador Carlos Cacho recuperó su libertad la noche del viernes por una disposición del 32 Juzgado Penal de Lima.

"Se le cambió el mandato de arresto domiciliario por comparecencia restringida, bajo reglas de conducta. Esta decisión del juzgado es porque no hay un peligro de fuga. Ahora afrontará su proceso penal en libertad, ya que todavía no se ha dictado una sentencia", declaró la abogada Rosario Palacios, defensora del maquillador.

Apenas se enteró de la noticia, Cacho salió –en horas de la tarde– de su domicilio para almorzar en compañía de su amiga, la productora Michelle Alexander, y de su asistente Juan Salas. Primero se dirigieron a un restaurante de San Isidro, pero, como no había lugar, enrumbaron a un local barranquino. "Estoy tranquilo, estoy feliz, ya habrá tiempo para conversar", dijo escuetamente el maquillador.

Se supo que Cacho irá hoy al penal San Jorge para visitar a sus excompañeros de celda, y mañana dará una entrevista a Beto Ortiz en el noticiero Abre los ojos.