Ysrael Zúñiga explota tras el gol de la victoria y se lo dedica a la barra rival. (Mario Zapata)
Ysrael Zúñiga explota tras el gol de la victoria y se lo dedica a la barra rival. (Mario Zapata)

Juan Aurich empezó a escribir su historia a partir del capítulo dos del play off. Ese que muchos pensaban que sería el último, se transformó en una nueva oportunidad, 'la oportunidad'. Allí, con tinta roja, aplomo, plantel y todo cuanto olvidó poner en Chiclayo, el 'Ciclón' dibujó con trazos largos su estatura de finalista y le apagó las luces a la fiesta de Alianza para ganar 1-0. Para llevar todo esto al capítulo tres, donde espera firmar el título y convertirse en grande. Si puede y si Alianza lo deja, como ayer.

El partido tuvo el guión esperado. Aurich tomó la iniciativa y Alianza optó por la espera. Eso no está mal si tienes a Johnnier Montaño en plan de lanzador, pero el joven Alfredo Rojas lo anuló con un trabajo incansable. Sin la pelota, Montaño gravitó muy poco y Ovelar no pesó. Aurich, en cambio, se dedicó a jugar con agresividad. Chiroque le dio un dolor de cabeza a Trujillo y entre Merino y Ascoy complicaron a Villamarín.

Merced a eso, Guizasola (17') y 'Diente de Oro' (25') estuvieron a un tris de igualar el play off. Pero cuando la cosa caminaba bien para la visita, Chiroque pidió su cambio por un tirón. No fue lo mismo con Anderson Cueto y allí despertó Alianza. Bazán se liberó y Montaño empezó a conducir. A los 31', Hurtado –hizo extrañar a Arroé– no pudo con Penny. Un minuto después, el portero despejó un cabezazo de Montaño y antes del descanso barajó un zurdazo de Bazán. Alianza cerraba el primer tiempo que Aurich inició mejor.

CACHETAZOCiciliano y Zúniga entraron al inicio de la etapa final y desequilibraron. A ello contribuyó la infantil expulsión de Bazán (55') y el hecho de que Matute se convirtió en una caldera que cocinó a los suyos. En eso estaba todo cuando 'Zlatan', que ingresó por el lesionado Ovelar, anotó con la mano y se salvó de la segunda amarilla.

Pero Aurich rompió el empate a los 64', cuando Zúñiga solo tuvo que anidarla debajo del arco. El silencio de Matute no terminó ni con las expulsiones de Zúñiga (74') y Rojas (83'). Tampoco el descontrol, porque Montaño golpeó a Ciciliano y vio la roja a los 89'. Solo Viza (84'), de tijera, estuvo cerca de dejar el campeonato en casa. Pero no pudo. Aurich dejó su firma en el capítulo dos y va por el final feliz. ¿Lo dejará Alianza? Es lo bueno de los libros, no sabes el final hasta la última palabra.