(USI)
(USI)

Seguir una carrera técnica es una alternativa válida y atractiva por varias razones. Sin embargo, existen muchos mitos y temores vinculados a este tipo de formación profesional. La primera pregunta es: ¿hay campo laboral? Según Otto Frech, director ejecutivo de Tecsup, los jóvenes peruanos interesados en carreras técnicas no deberían preocuparse por ello. "En el mundo hay una gran demanda, en el Perú en particular", apunta.

Frech señala que el 51% de las empresas más grandes del país tiene problemas para conseguir técnicos calificados, ya que la demanda es alta y la oferta es baja. El hecho que, según Frech, el 70% de jóvenes quiera estudiar en una universidad versus el 30% que busca un instituto, es un factor que ayuda a entender ese desbalance.

La segunda pregunta: ¿Es posible crecer académicamente siendo técnico? En efecto, la persona que ha terminado una carrera así puede realizar cursos de especialización, posgrados y, si desean, puede acceder a programas para completar los créditos necesarios y obtener un título universitario.

La tercera pregunta: ¿Se gana bien siendo técnico? Como en toda área profesional, eso dependerá de factores como el puesto que se ocupe, el tipo de empresa, el sector, entre otros. Frech asegura que, en promedio, un técnico puede ganar 15 mil dólares al año. Incluso, en sectores como la minería, la cifra podría rondar los 25 mil dólares anuales. Para tenerlo en cuenta.