notitle
notitle

Ffernando Maestre,Opina.21fmaestre@peru21.com

Sobre esto se forman mitos, como que un hombre con pene pequeño no puede embarazar a una mujer y, si lo hace, el producto será una niña y no un niño. Este problema puede llevar a alteraciones de la sexualidad. Tal complejo se adquiere por el maltrato de otros hombres al más joven o al adolescente a través de burlas que ridiculizan su genital. Lo penoso es que estas ofensas parten, generalmente, de padres, tíos y hermanos mayores. Sabemos que el orgullo masculino está en los genitales. En el mundo hay una publicidad desmedida que afirma que un pene grande es sinónimo de un hombre macho. ¡Falso! Los varones les prestan excesiva importancia a los centímetros del pene, por más que se ha escrito sobre la intrascendencia del órgano sexual reducido. La pareja debe estimularse con palabras que eleven su identidad: "¡Qué hombre eres! ¡Me haces feliz!". Esto ayudara a que la genitalidad de ambos se renueve y se llene de orgullo propio.