'CHARAPA’ POWER. Rengifo anotó un tanto de camarín en el estadio Alberto Gallardo. (Leonardo Fernández/USI)
'CHARAPA’ POWER. Rengifo anotó un tanto de camarín en el estadio Alberto Gallardo. (Leonardo Fernández/USI)

Carlos Bernuycbernuy@peru21.com

Cristal madruga. Para verlo jugar hay que hacerlo a la hora del desayuno. Para ver sus goles no hay que perder de vista los primeros segundos. Para verlo sonreír hay que tener la mirada fija en él. Cristal madruga y saca ventaja. Mientras otros duermen, ellos hacen realidad sus sueños. Con el cielo celeste de testigo.

Solo hubo que esperar dos minutos. Lobatón metió el pase, Enio Novoa erró en la marca de Rengifo y este clavó el derechazo. Huancayo demoró once minutos en responder. Lo hizo con ese 'dinosaurio' que siempre enseña los dientes. Sergio Ibarra la tuvo en el área, pero Erick Delgado le ganó. Luego, Ross e Irven Ávila se la perdieron a los 30'.

En la complementaria, Mosquera quiso recompensar a la gente con el fútbol alegre de Leandro Franco. El brasileño fue a juntarse con Rengifo y Ávila, pero entró impreciso e hizo extrañar a Sheput. En la otra vereda, Wilmar Valencia dio ingreso a Diego Chávarri y a Christian Carranza para intimidar, pero la expulsión del paraguayo Blas López (79') le restó posibilidades.

Igual, el miedo merodeó en el 'Alberto Gallardo'. Ávila (80') y Ross (84') fallaron sendas ocasiones y Huancayo no se rindió. Hasta que llegó el final. No fue 'el gran partido', como reconoció Lobatón. Pero ese gol tempranero bastó. Los celestes que madrugaron podrán dormir bien.