Sus restos son velados en el Museo de la Nación. (Kelvin García/USI)
Sus restos son velados en el Museo de la Nación. (Kelvin García/USI)

Nuevamente la música peruana está de luto, esta vez por la muerte del bolerista Pedrito Otiniano, quien en los últimos meses estuvo internado en el hospital Almenara en estado de coma.

Según Pedro, hijo del cantante, su padre falleció ayer en la mañana a consecuencia de una falla multiorgánica. "Mi padre no se merecía sufrir tanto. Estuvo internado un poquito más de cuatro meses por un paro cardiorrespiratorio que lo dejó en estado de coma. Es lamentable, pero ya está descansando en paz", declaró Otiniano.

Varios colegas del bolerista expresaron su pesar por la partida del artista, como Iván Cruz y Guiller, que se mostraron consternados.

Por la noche, los restos del intérprete de éxitos como Kio Kio, Cinco centavitos y Ay, cariño fueron velados en el Museo de la Nación. Hasta el lugar llegaron sus familiares, amigos y algunos fanáticos. El ministro de Cultura, Luis Peirano, asistió para expresar sus condolencias, así como la vicepresidenta de la República, Marisol Espinoza, en nombre del presidente Ollanta Humala, quien también envió un arreglo floral. "Se va a evaluar un reconocimiento oficial en el Congreso", dijo la vicepresidenta.

Pedrito Otiniano había sido diagnosticado con encefalopatía hipóxica postparo cardiaco e insuficiencia respiratoria y diabetes.