CRACK. Llorente celebra el tercero, el gol de la clasificación. (Reuters)
CRACK. Llorente celebra el tercero, el gol de la clasificación. (Reuters)

Marcelo Bielsa no está loco, los locos somos nosotros. Los que pensamos que solo el Real Madrid o el Barcelona podían jugar, tocar y ganar. Pero allí está don Marcelo, sereno, con lentes y su polera con el logo del Bilbao. Con un equipo que juega, mete y vale aplaudir, ya está en la final de la Liga de Europa. El 3-1 ante el Sporting de Lisboa de André Carrillo fue justicia pura. Y el pase para enfrentar al Atlético de Madrid en la final de Bucarest.

El Bilbao debía remontar el 1-2 de la ida y, para ello, contó con el regreso de Javi Martínez a la zaga central y con el gran momento del delantero Fernando Llorente. En el Sporting, Carrillo recién ingresó a los 82', cuando los lusos se alistaban para el tiempo extra. Pero lo que llegó fue el gol de '9' de Llorente para el 3-1 decisivo a cuatro minutos del final.

Antes de ello, los de Bielsa jugaron más y mejor. A los 16', Iraola la puso en el área, Llorente se la bajó de pecho a Susaeta y la volea de este venció a Rui Patricio.

Pero los 'Leones' también tenían lo suyo y, después de algunas situaciones, igualaron a través de Van Wolfswinkel (43') luego de una pelotera.

Cuando el primer tiempo se moría, Llorente pisó la pelota de manera magistral y habilitó a Ibai Gómez (46') para el 2-1, que igualaba todo.

Después, lo dicho: Llorente (88') se adelantó a su marcador y, sin lujos de por medio, metió al Athletic en la segunda final europea de su historia, tras la derrota en la Copa UEFA 1977 a manos de la Juventus.

En la final del 9 de mayo aguardará el Atlético de Madrid de Diego Simeone, que ratificó el 4-2 de la ida y superó 1-0 al Valencia en Mestalla con gol de Adrián López (60').

DATOS

- "Estaba llorando al final, con eso digo todo. Fue el gol soñado", dijo Fernando Llorente tras el partido.

- El Bilbao definirá la Copa del Rey ante el Barcelona el 25 de mayo en Madrid.