Sorpresiva presencia en juicio. (AP)
Sorpresiva presencia en juicio. (AP)

MILÁN (AFP).– El exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi compareció sorpresivamente ante el tribunal de Milán, donde lo procesan por el delito de prostitución de una menor, para negar que sus veladas picantes de 'bunga bunga' tuvieran tintes sexuales.

Berlusconi, de 76 años, rechazó todas las acusaciones de la fiscalía en el proceso 'Rubygate', donde está implicado por incitación a la prostitución de una menor de edad y abuso de poder.

"Nunca tuve relaciones íntimas con ella –la víctima marroquí llamada Ruby–. Nunca ejercí presiones sobre los funcionarios de la prefectura de Policía de Milán para que la liberaran", dijo Berlusconi.

Asimismo, el exjefe de Gobierno aclaró: "Nunca he tenido que pagar para tener relaciones íntimas con mis invitadas, las cuales no pueden ser consideradas como 'escorts' o prostitutas de lujo, lo que les ha causado problemas en sus vidas".