(Reuters)
(Reuters)

ROMA (Agencias).– Silvio Berlusconi anunció que buscará convertirse por quinta vez en primer ministro de Italia, lo que confirma su regreso a la política después de varios meses de indecisión.

El magnate –de 76 años– renunció al cargo en el 2011, en momentos en que Italia se encontraba al borde de una crisis de deuda al estilo griego y él estaba, además, acosado por un escándalo sexual que incluyó acusaciones de que había tenido relaciones con una prostituta menor de edad.

El anuncio de que participará por sexta vez en una elección nacional se produce solo dos días después de que su partido, El Pueblo de la Libertad (PDL), le retiró su apoyo al gobierno de Mario Monti, un hecho que acercó una elección anticipada unos meses antes del término de la legislatura.

"La opinión de todos era que se necesitaba un líder como el Berlusconi de 1994 (el año que entró en política), pero no lo había. Y no es que no lo hayamos buscado. Lo hemos buscado, pero no había", sostuvo el exprimer ministro.

MONTI RENUNCIARÁPor su parte, el actual primer ministro, Mario Monti, le comunicó al presidente de Italia, Giorgio Napolitano, que renunciará debido a que Berlusconi le retiró su apoyo, allanando así el camino para las elecciones de marzo de 2013.

De otro lado, advirtió el peligro de que Italia regrese al pasado, así como el daño que le causarían al país el populismo y los "intereses inmediatos" de Berlusconi.

"El fenómeno del populismo existe en muchos países, y también en Italia. Tiende a no ver la complejidad de los problemas o a escondérselos a los electores. Es absolutamente necesario que Italia no vuelva a caer en la situación en que se encontraba antes de este gobierno", sentenció Monti.

TENGA EN CUENTA

- En octubre de 2011, Berlusconi tuvo que ceder a la presión política y de los mercados financieros para dejarle el poder al legislador Mario Monti.

- El exprimer ministro afronta un proceso por, supuestamente, promover la prostitución de una marroquí menor de edad conocida como 'Ruby'.

- Por este caso, Berlusconi podría ser condenado a una pena que va entre los tres y los 12 años de cárcel.