POR CAMPAÑA. Declaración del presidente Barack Obama se debería solo a la coyuntura. (Reuters)
POR CAMPAÑA. Declaración del presidente Barack Obama se debería solo a la coyuntura. (Reuters)

WASHINGTON (Agencias).– Seis días después de ocurrida la masacre en un cine de Aurora (Colorado), donde murieron 12 personas, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se manifestó a favor de tener mayor control en la venta de armas, pero indicó que también buscará un consenso nacional para combatir la violencia.

"Muchos portadores de armas estarán de acuerdo en que un rifle de asalto debe estar en manos de soldados y no de criminales, que pertenece al campo de batalla de la guerra y no a las calles de nuestras ciudades", dijo el mandatario en sus primeras declaraciones sobre el control de armas desde el ataque perpetrado por James Holmes.

Asimismo, el jefe de Estado señaló: "Tampoco deben tener tan fácil acceso quienes sufran problemas psicológicos. Estas restricciones no deberían ser controvertidas, sino por sentido común".

Obama refirió que está trabajando con miembros de los dos principales partidos del país, así como con grupos religiosos y organizaciones de la sociedad civil, para alcanzar un consenso a fin de reducir la violencia, algo que no solo está relacionado con las armas.

Posteriormente, la Casa Blanca aclaró que el programa político del mandatario no incluye una nueva ley de armas de fuego.

"El presidente apoya la idea de prohibir la venta de armas de asalto, una restricción que expiró en 2004. Sin embargo, hay cosas que podemos hacer a falta de una legislación que reduzca la violencia en nuestra sociedad", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

De otro lado, la Coalición Armas Bajo Control, formada por organizaciones de 125 países, le envió una carta a Obama en la que pide que Estados Unidos sume sus esfuerzos en favor de un futuro Tratado sobre el Comercio de Armas (TCA).

SABÍA QUE

- La tenencia de armas en EE.UU. está avalada por la Segunda Enmienda de la Constitución.

- Hay más de 300 millones de armas en manos de los ciudadanos.

- A finales de 2011, un 73% de los estadounidenses se mostraban en contra de que se prohibiera la posesión de armas de fuego, según una encuesta de Gallup.

- En 41% aumentó la venta de armas en Denver luego de la masacre en el cine.