notitle
notitle

Alfredo Ferrero,Al.Mercadoaferrero@peru21.com

Ha sido un año sin luna de miel pues sus seguidores iniciales aseguran hoy que Humala no está haciendo lo que prometió. Los conflictos sociales de Conga y Espinar y los problemas de seguridad interna y terrorismo en el VRAEM han marcado los primeros 12 meses de gobierno. Ha cumplido algunas de sus promesas (Pensión 65, sueldo mínimo, Beca 18) y ha mantenido el crecimiento con estabilidad macroeconómica, actuando con realismo frente a las necesidades del país en relación con la captación de inversiones. Una cosa es ser oposición; otra, ser presidente. Una cosa es con guitarra; otra, con cajón. Para algunos, Humala es una revelación; para otros, ha traicionado los preceptos ideológicos que lo encumbraron. Ha sido un primer año difícil, pero el balance es positivo.