Balance
Balance

GONZALO PRIALÉ (AFÍN)Durante el Gobierno se han concesionado solo dos pequeños proyectos. En diciembre, una banda de telecomunicaciones en Lima y el Callao, y en mayo, la reserva fría de generación eléctrica Pucallpa y Puerto Maldonado. En asociaciones público privadas, la situación parece congelada. Los grandes proyectos aparentemente están destinados a un futuro lejano, y tal vez no lleguen a iniciarse dentro del mandato del presidente Humala.

Esto, al lado de una brecha de infraestructura superior a los US$35 mil millones y de un superávit de 3.5% del PBI durante el primer semestre del año, parece una cachetada a la pobreza.

GIANFRANCO CASTAGNOLA (APOYO)Se observa estabilidad macroeconómica, respeto por las reglas de juego, interés por invertir en programas sociales, pero no empuje para acabar con los cuellos de botella, como el déficit de infraestructura.

No se ha concesionado nada relevante, ni tampoco se está trabajando en el tema de energía. Además, no vemos compromiso por mejorar el saneamiento.El Gobierno tiene la idea de querer impulsar a las empresas públicas, pero no debe desperdiciar dinero en algo en que el sector privado está dispuesto a invertir.

En el segundo año se debe mostrar algo más concreto, ideas de cómo trabajar el crecimiento sostenido del país.