notitle
notitle

Carmen González,Opina.21c.gonzalez@ceprovi.org

Hasta hoy existen casi nulas esperanzas de cura. Es un trastorno con graves déficits del desarrollo. Afecta la socialización y la comunicación, entre otros. Viven en su propio mundo. Su origen obedece a problemas biológicos de causas no descubiertas.

Pero, a Milagros, el sufrimiento no la ha arrasado. Al contrario, su dolor lo ha convertido en fuerza de VIDA. Ha creado la Asociación Soy autista, y qué? Lucha por que la inclusión de estos niños en la escuela no sea una simple frase ni una ley que esté de adorno.

Reclama, con ira santa, que en las facultades de Educación no preparan a los alumnos para hacer de la inclusión un camino para que los niños con habilidades especiales y sus compañeros de clase crezcan en humanidad. ¿Cómo puede ser que, el año pasado, 44 de ellos hayan sido objeto de maltrato en la escuela? Enseñar a nuestros hijos a dar afecto a un niño con habilidades especiales los hará más humanos y menos cavernarios. Y el niño especial no sufrirá al sentir el rechazo. Apoyarlos será gratificante para usted y para sus propios hijos. Su correo: soyautistayque@yahoo.com.pe.