notitle
notitle

Eduardo Ferreyros,Al.Mercadoeferreyros@peru21.com

Precisamente son ellos los que exigen mejoras salariales sin ofrecer mejores resultados, quienes por medio de una huelga indefinida paralizan el dictado de clases y retrasan aún más las mejoras en la educación pública. No es la primera vez que los alumnos se ven perjudicados por tales protestas desproporcionadas y políticamente malintencionadas. Ellos ya vienen sufriendo de una pésima educación que definitivamente les terminará cerrando a muchos la posibilidad de un mejor futuro. En agosto de este año se desarrolló la última evaluación PISA 2012, veremos los resultados y enfrentaremos nuestra realidad. Hayamos mejorado o no, se necesitan soluciones de largo plazo, medidas que ataquen el problema de raíz y que prevalezca una Carrera Pública Magisterial basada en el mérito y el buen desempeño de los maestros.