notitle
notitle

Dr. Rodrigo Rondón, Opina.21El Ministerio de Salud advirtió que los ataques y mordeduras de canes aumentan en las fiestas de Navidad y Año Nuevo, debido al uso de los artefactos pirotécnicos, cuyas detonaciones ponen nerviosas a las mascotas.

No debemos olvidar que el perro tiene el oído mucho más desarrollado que el de nosotros, y por ello percibe sonidos que los humanos no podemos. Su olfato también es más fino, y al sentir olores que le resulten extraños, como la pólvora, lo inquieta. Todo esto hace que el perro se estrese, se sienta nervioso y permanezca en fase defensiva, lo que hace que ataque ante el mínimo estímulo. Incluso, muchas veces ataca a su mismo dueño.

En esta época, no lo saque a la calle si no es necesario. Acarícielo frecuentemente y, si es necesario, consulte con el veterinario para que le recete algún tranquilizante. Lo más importante: haga que se sienta acompañado por usted y los demás miembros de la familia. Recuerde que el perro es un animal primitivo que se siente seguro en su cueva y con su manada.