DE MALAS. Las patrullas policiales no combaten en las mejores condiciones contra Sendero. (USI)
DE MALAS. Las patrullas policiales no combaten en las mejores condiciones contra Sendero. (USI)

Situación complicada. Desde Argentina, el suboficial José Miguel Millones Velásquez declaró al programa Abre Los Ojos que teme por su vida y la de su familia, por lo que solicitó a las autoridades competentes las garantías del caso.

Asimismo, manifestó que regresará al país a fin de afrontar el proceso disciplinario que tiene abierto por "desobediencia en agravio del Estado. He sido citado para el 13 y 14 (de setiembre) al Juzgado Militar-Policial", dijo.

Por su parte, el suboficial de la Policía Luis Astuquillca –sobreviviente del ataque senderista en Kiteni– confirmó en el programa Primera Noticia que en la Diroes no les brindan el apoyo logístico necesario para cumplir con sus misiones, tal y como denunció su excompañero Millones.

EN MALA SITUACIÓNAl respecto, el congresista fujimorista Juan José Díaz presentó un informe de la Contraloría que detalla las carencias de armamento y alimentos, así como la exposición al peligro del personal destacado en las bases de la Policía en el VRAEM.

En la visita de inspección de la Contraloría a estas dependencias, registrada en mayo último, la antigüedad y el desgaste de las armas "no ofrece la seguridad necesaria para enfrentar a un enemigo (Sendero) bien equipado" y tampoco cuentan con radios (tipo Walkie Talkie), GPS, etc, elementos esenciales para el trabajo, y los pocos que existen están en mal estado u obsoletos. Algunas bases no tienen ni teléfonos fijos.

También se constató que los agentes de la Diroes tienen que comprar sus alimentos antes de salir a un operativo. En la Base de Kimbiri se verificó que la ración fría se malogró antes de su fecha de caducidad.

La Contraloría también constató que en los almacenes no existe un stock de uniformes o calzado adecuado para el lugar donde trabajan.

DATOS

- Contraloría detectó un déficit de efectivos en las bases del VRAEM.

- Solo hay un promedio de 10 efectivos cuando debe haber 25 como mínimo.

- Algunas bases no tienen luz, agua, baño, cercos o torres de vigilancia. Son alquiladas o cedidas.