Se presume ajuste de cuentas. (César Fajardo)
Se presume ajuste de cuentas. (César Fajardo)

Glademir Jiménez Sarmiento (37) iba todos los días a almorzar al puesto de comida de su madre, Raquel Sarmiento, quien labora en el mercado Santa Rosa, situado en la cuadra 28 de la avenida Venezuela, en el Cercado de Lima.

La tarde de ayer, dos desconocidos ingresaron armados al local comercial y le dispararon en la cabeza a Jiménez Sarmiento, quien murió en presencia de sus familiares y de transeúntes.

Su amigo, Alejandro Pacheco Lobatón (22), quien lo acompañaba a la hora del ataque, también recibió un balazo en la pierna.

La Policía lo trasladó al hospital Santa Rosa, en Pueblo Libre, donde se recupera de manera paulatina. Los atacantes escaparon en un vehículo.

VENGANZAFuentes policiales afirmaron que ambos fueron víctimas de un ajuste de cuentas.

La hermana del fallecido, Juliana Jiménez, contó que su pariente solía ofrecer sus servicios como agente de seguridad. "No sé si había recibido amenazas", dijo.