JUSTICIA POPULAR. Sujeto estuvo a punto de ser linchado. (Grissel Paredes)
JUSTICIA POPULAR. Sujeto estuvo a punto de ser linchado. (Grissel Paredes)

Una tragedia conmocionó Huaura. En completo estado de ebriedad, un agente de seguridad asesinó a balazos a su hijo –de apenas un año y 10 meses– e hirió a su exesposa y al padre de esta. El criminal estuvo a punto de ser linchado por moradores de la mencionada localidad.

Se trata de Samuel Gustavo Castillo Monroy (37), quien la noche del último martes llegó a la casa de su exconviviente, María León Bartolo (31), ubicada en la manzana B, lote 17, en el cerro El Carmen.

En el inmueble, la mujer cenaba con su niño, de iniciales S.S.C.L., y con sus padres, Félix León Gavino (66) y Angélica Bartolo.

Según los agentes de la comisaría de Huaura, Castillo Monroy, en medio de gritos, exigió que lo dejaran ver a su hijo. Sin embargo, su exsuegro se lo impidió y le pidió que se retirara.

El sujeto se enfureció y, sin mediar palabras, sacó su pistola y comenzó a disparar sin control. Dos de los proyectiles impactaron en la cabeza y el abdomen de su bebé.

Los otros disparos alcanzaron el muslo derecho y el pie izquierdo de su expareja, mientras que Félix León recibió una bala en el tórax. La escena fue aterradora, según contaron los testigos.

Los heridos fueron trasladados al Hospital Regional de Huacho, donde el niño murió pocos minutos después.

Los médicos del nosocomio informaron que el abuelo del menor permanece con pronóstico reservado. Mientras tanto, María León ya está fuera de peligro.

CASI LO LINCHANEl crimen originó una gran indignación entre los moradores de Huaura, quienes salieron de sus viviendas al escuchar los disparos. Cuando se dieron cuenta de que Castillo Monroy intentaba fugar hacia el río, lo siguieron y lo atraparon.

Los pobladores intentaron hacer justicia por sus propias manos y le aplicaron al homicida una brutal golpiza. Policías del sector tuvieron que rescatarlo antes de que fuera linchado.

Entre las pertenencias del asesino, los policías encontraron varias municiones y su licencia para portar armas.

Castillo declaró a la prensa que solamente había disparado al aire. Es más, dijo que había actuado en defensa propia porque unos pandilleros intentaron agredirlo.

Los amigos de María León indicaron que el sujeto quería retomar la relación sentimental pese a que estaba separado de ella desde hace un año y medio.

Detectives de la Divincri de Huacho investigan el crimen, mientras que el asesino quedó internado en el hospital.

SABÍA QUE

- Tanto la madre como el abuelo del menor son profesores de un colegio.

- El sujeto permanece en el hospital bajo custodia policial.

- También disparó contra su exsuegra, pero ella resultó ilesa.