notitle
notitle

El arte del tatuaje ha revolucionado Lima en los últimos 15 años, a tal punto que ahora hay entre 30 y 40 artistas vinculados al negocio de grabar la piel con aguja y tinta.

A algunos les puede parecer un negocio extravagante, pero los salones de tatuajes se han convertido en una actividad interesante y rentable. Muchos ya han logrado prestigio en el mercado gracias a la calidad de su trabajo.

Es que la mejor publicidad de un negocio es la que va 'de boca en boca', y la promueven los propios clientes que se sintieron satisfechos con el servicio.

Aprender a dibujar sobre la piel no es cuestión de días. Por lo tanto, si le interesa esta actividad, usted puede convertirse en inversionista y gestor de un estudio, y contratar tatuadores profesionales para su local.

¿QUÉ NECESITA?Para abrir un local se requiere poco más de US$1,000 que sirven para cubrir el alquiler del mismo, los permisos y revisión municipal y de Defensa Civil, los trámites de sanidad y la revisión del Ministerio de Salud, así como el pago de los servicios básicos mensuales (Internet y mantenimiento).

El alquiler más cómodo de un recinto es de S/.200. Sin embargo, y dependiendo de la zona, puede superar los US$600. Los establecimientos más baratos se ubican en el norte de la ciudad y se van encareciendo en los distritos del sur de Lima.

También se puede ofrecer el servicio de piercing, que consiste en la perforación del cuerpo con un adorno de joyería.

DATOS

- FavoritosLo más solicitado son las figuras tribales. Los clientes también piden autos, dados, naipes, serpientes y dragones.