REPAROS. Galarreta afirma que siempre es interesante tener más socios, pero no de esta forma. (Martín Pauca)
REPAROS. Galarreta afirma que siempre es interesante tener más socios, pero no de esta forma. (Martín Pauca)

Ponen el grito en el cielo por pacto energético. El presidente de la Comisión de Economía del Parlamento, Luis Galarreta, manifestó ayer que él no habría escogido como su socio al gobierno de Hugo Chávez, que –subrayó– es impredecible, viola las libertades fundamentales y capta empresas privadas.

En diálogo con Perú21, advirtió que dicho régimen "no es el mejor aliado" para un país como el nuestro, ni una "buena señal" para generar mayores inversiones.

Agregó que espera que durante las reuniones de trabajo con el ministro de Economía, Luis Miguel Castilla, este le exponga cuáles son los límites o candados del acuerdo y si el Gobierno es consciente de los riesgos que implica relacionarse con una empresa como Petróleos de Venezuela (PDVSA), que ha servido para fines políticos.

También mostró su preocupación la congresista Lourdes Alcorta (APGC), integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores, quien anunció que pedirá que el canciller Rafael Roncagliolo explique los alcances del convenio porque PDVSA es la "caja chica" de Chávez. "En Venezuela meten preso a quien discrepa. Se expropia todo lo que pasa por la cabeza de Chávez y no hay libertades. Es preocupante", sentenció.

Mientras que el legislador Carlos Bruce (CP) sostuvo que le causa "temor" el pacto energético, y consideró que debe ser tomado "con pinzas".

EL ACUERDOEl canciller defendió el acuerdo y anotó que abre un abanico de posibilidades a futuro. "Ojalá que los peruanos pudieran invertir en la franja del Orinoco (…) pero no tenemos capacidad para hacerlo", aseveró.

En cambio, Petroperú anunció que "evaluará" las opciones para su participación en la explotación petrolera, "favoreciendo las de menor inversión y mínimo riesgo". Agregó que PDVSA intervendría en el proyecto de Ilo.

DATOS

- El legislador Víctor Andrés García Belaunde señaló que no hay por qué hacer "cuestión de Estado" por el acuerdo con PDVSA. Dijo que se trata de una empresa "rica y poderosa".

- Indicó que Hugo Chávez "no es dueño de Venezuela, sino un ave de paso, y su paso no durará mucho".