Adultos habían alquilado un local en Conaco para que menores consumieran licor. (Rochi León)
Adultos habían alquilado un local en Conaco para que menores consumieran licor. (Rochi León)

Los menores ya no tienen la necesidad de acudir a las bodegas y restaurantes para adquirir licor. Ahora han encontrado otra forma de agenciarse de esta 'droga legal'. Con ayuda de irresponsables adultos alquilan locales y hasta vehículos, a los que convierten en 'chicotecas' para dar rienda suelta a toda clase de vicios.

Uno de estos casos fue descubierto la noche del último jueves. Félix Pablo Navarro Pérez (24) fue detenido por agentes de la comisaría de Villa María del Triunfo cuando –dentro de un vehículo de placa BO7-037– vendía licor a tres menores.

Los adolescentes tenían 13, 15 y 17 años, a quienes también les habían proporcionado marihuana. "El intervenido es investigado por inducción a menores al consumo de licor", informó un oficial a cargo del caso.

Otro de los hechos que revela el alquiler de 'chicotecas' por adultos ocurrió en el local de la Confederación Nacional de Comerciantes (Conaco), en la cuadra dos de la avenida Abancay, en el Cercado de Lima. El 1 de julio se sorprendió en dicho lugar a cientos de jóvenes en completo estado de ebriedad.

COMUNA FISCALIZAÁlvaro Anicama, gerente de Fiscalización y Control de la Municipalidad de Lima, señaló a Perú21 que esta situación ha sido advertida por la comuna. "Esto nos demuestra que debemos tener una visión más integral del problema y desarrollar estrategias", indicó.

"Los chicos actúan en complicidad con mayores de edad. Algunos son sus familiares directos, amigos o los mismos dueños de los negocios, quienes, además, se encargan de comprar el licor", refirió.

Comentó que a su oficina han llegado quejas de diversos distritos en los que se presenta el mismo problema. "En el caso del Cercado realizamos intervenciones constantes para combatir la venta de alcohol a los menores", expresó.

En lo que va del año, la Gerencia de Fiscalización ha clausurado 27 establecimientos por vender licor a niños y adolescentes en el Cercado, como parte de la campaña Hora Segura. "En algunos casos han sido cerrados por 30 días y se les ha iniciado un proceso para que no abran sus puertas durante seis meses, lo que, en la práctica, representa la quiebra económica del negocio", aseveró.

APOYO POLICIAL URGENTEAnicama sostuvo que dentro del plan Hora Segura se organizan charlas para los vecinos y los policías que laboran en las comisarías del Centro de Lima. "Es importante el trabajo de los agentes. Antes, ellos no intervenían en los casos de venta de alcohol o del consumo de este producto en la calle. Pero les hemos hecho ver que se trata de una falta de tipo penal que merece su atención", manifestó.

En su opinión, la participación policial en estas situaciones es primordial ya que los efectivos pueden elaborar un parte, documento oficial que le permite a la comuna sancionar a los infractores.

Informó que, hasta el momento, 23 distritos cuentan con ordenanzas que impiden que se venda alcohol a los niños y adolescentes. Aunque nada garantiza que estas comunas realicen operativos de control, puntualizó.

Sin embargo, uno de los distritos que en las últimas semanas ha impulsado este tipo de fiscalización es el Rímac. Voceros de dicho municipio informaron que en los últimos 15 días han clausurado más de 10 de estos locales que representaban un peligro.