Foto: Rafael Cornejo.
Foto: Rafael Cornejo.

Alberto Beingolea,CongresistaAutor: Gonzalo Pajares.gpajares@peru21.com

Alberto Beingolea es abogado, docente universitario, congresista y, hasta hace poco, se desempeñaba como comentarista deportivo. En esta charla hablamos de política y de fútbol, sus dos pasiones.

¿Te gusta ser congresista?(Piensa) Sí. Me rompo el alma en todo lo que hago, y no recuerdo haber estado nunca tan ocupado. Entonces, en mi trabajo hay dos elementos: mi sentido de responsabilidad y el gusto que tengo al hacerlo.

¿No te gustaría hacer una actividad más efectiva, gerencial?Políticamente, la posición más complicada es la de congresista porque es la menos entendida: la gente supone que un congresista puede hacer cosas que, en realidad, no puede hacer. Sin embargo, el esfuerzo intelectual que supone la propuesta de iniciativas legislativas, el intercambio de ideas me resulta agradable.

Pero uno la puede pasar en el Congreso sin hacer nada, sin demostrar eficiencia…Es verdad. Uno la puede pasar de gran vago pero también puede ser una actividad muy esforzada, ya depende de uno qué camino tomar. Mi personalidad me exige entregarme íntegro. Además, no solo estoy haciendo lo que quiero sino lo que 150 mil personas, mis votantes, me exigieron.

Estar en el Parlamento te ha permitido, además, regresar al Derecho…Me he realizado como abogado en la cátedra universitaria pero no ejercía el Derecho: ahora me he quitado algunos clavos. Además, debuté como presidente de la Comisión de Justicia. Encontrarme con el Derecho ha sido maravilloso.

¿El Perú es un país engorroso, lleno de leyes que impiden una administración eficiente?Sí. No nos terminamos de dar cuenta de que los problemas no se solucionan con leyes. Hay un sentimiento facilista que cree que, ante un problema, la solución pasa por una nueva ley. Esto contribuye a la pésima imagen del Parlamento: como la ley no llega o, si llega, no soluciona el problema, la gente se desilusiona, se frustra.

¿El Congreso es el reflejo del país?Sí. No puede haber reflejo más claro de lo que es nuestra sociedad, que el Congreso. ¿Y por qué? Porque su conformación es producto del voto popular. Cuando nos quejamos de nuestros congresistas hay que pensar que están allí porque los elegimos. Por eso, pensemos mejor nuestro voto.

Nuestro parlamento es mediocre, ¿eso quiere decir que somos un país mediocre?No quiero decir cosas así de duras. Eso sí, cuando estoy en mi escaño, miro a mi costado y veo a Luis Galarreta, miro al otro costado y me encuentro con Marisol Pérez Tello, volteo y veo al 'Flaco' Eguren, Javier Bedoya, Lourdes Alcorta y Gaby Pérez. Ese es el PPC; que cada uno saque sus conclusiones.

Muchos creen que la gente buena no quiere meterse en política…Una generación de peruanos decidió no meterse en la política, y esto nos causó un grave daño. Y esto pasó porque durante el fujimorato les dijeron a los jóvenes que la política era sucia, mala y cochina. Por eso, siempre les digo que necesitamos que se comprometan para levantar el nivel de nuestra política.

¿Qué opinas de la 'ley del negacionismo'?La lucha contra el terrorismo tenemos que darla de raíz, no podemos cometer la tontería de permitir que las ideas de Sendero crezcan. Sin embargo, la propuesta de la 'ley del negacionismo' me parece peligrosa por sus consecuencias, por lo que con ella se pueda hacer en el futuro. No se puede penar el pensamiento.

¿Tenemos equipo para ganarle a Argentina?Tenemos equipo para ganar y perder con cualquiera. Tenemos equipo para ganar, gustar y hacer goles. La única vez que estuvimos completos le ganamos a Paraguay, e hicimos un gran fútbol. Y ahora venimos con el envión moral de haberle ganado a Venezuela y, aunque esta noche el favorito es Argentina, podemos sacarle un buen resultado.

En la Copa América no tuvimos el equipo completo y quedamos entre los cuatro primeros…Allí, sabiendo que no teníamos todas las figuras, se hizo un planteamiento especial para sacar buenos resultados. No tuvimos un gran partido sino encuentros donde nos metimos en nuestro arco y, a partir del reconocimiento de nuestras debilidades, sacamos resultados.

Yo quiero ir a Brasil aunque sea 'ratoneando'…Yo también, pero 'ratonear' no te garantiza ir al Mundial porque, usualmente, el que juega mejor gana. Por eso, es mejor jugar bien.

¿Iremos al Mundial?No te puedo responder esto porque estoy con la camiseta puesta y no soy objetivo porque hoy quiero que gane Perú.

AUTOFICHA

- La lucha contra Sendero tenemos que darla de raíz, no podemos cometer la tontería de permitir que sus ideas crezcan. Pero la 'ley del negacionismo' es peligrosa.

- Si es delito chuponear, tendría que serlo exhibir lo chuponeado. Chuponear a alguien y exhibir lo chuponeado es una doble violación a la ley.

- Para determinar si se debe difundir lo chuponeado se debe tener en cuenta el interés público. Se puede publicar cuando el contenido sea violatorio de la ley.