No vieron caso Diez Canseco. (Alberto Orbegoso)
No vieron caso Diez Canseco. (Alberto Orbegoso)

La Comisión de Ética del Congreso desestimó ayer, por unanimidad, las denuncias presentadas contra cinco legisladores de diferentes bancadas políticas por considerar que carecen de sustento y no representan violación al código que regula el comportamiento de los parlamentarios.

Uno de los casos que fue archivado fue el de Kenji Fujimori (Fuerza 2011), quien fue denunciado por una ciudadana que lo acusaba de no haber atendido una solicitud de apoyo social.

Asimismo, también se declaró improcedente la denuncia contra Esther Capuñay (Solidaridad Nacional) por las expresiones que formuló un locutor de su emisora radial.

A la oficialista Esther Saavedra se le archivó la acusación tras considerarse que el error en su hoja de vida, en donde consignaba estudios superiores que no tenía, fue subsanado por el JNE.

Tampoco prosperaron las denuncias contra el oficialista Teófilo Gamarra y contra el fujimorista José Elías Ávalos.

La comisión no avanzó en la investigación sobre la denuncia formulada por Juan Castagnino en contra de Javier Diez Canseco.