Conferencia duró 10 minutos. (Luis Gonzáles)
Conferencia duró 10 minutos. (Luis Gonzáles)

En una conferencia de prensa accidentada, en la que no aceptó preguntas, Alfredo Sánchez Miranda anunció que apelará la decisión de la Fiscalía de Estados Unidos de incautarle U$31 millones de las cuentas bancarias que su empresa tiene en ese país.

Sánchez Miranda, quien se limitó a leer un comunicado, calificó de ilegal la incautación de las cuentas, entre ellas la de la compañía minera Comarsa, al sostener que se basa en una investigación desactualizada.

El empresario aseguró que los procesos abiertos en el Perú contra la minera han sido archivados.

Pero eso no es del todo cierto pues, si bien hubo una sentencia favorable a Comarsa por lavado de activos provenientes del narcotráfico, se produjo una apelación y el expediente está ahora en el despacho del fiscal supremo Pablo Sánchez, que debe pronunciarse a favor o en contra de su archivamiento. Además, hay otra investigación por desvío de insumos químicos.