Le arrojaron objetos al rector. (César Fajardo)
Le arrojaron objetos al rector. (César Fajardo)

Más de 200 alumnos de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos tomaron ayer el rectorado en protesta por la aprobación de un nuevo reglamento disciplinario.

Los alumnos le arrojaron botellas y palos al rector, Pedro Cotillo, quien ingresó al centro de estudios con custodia policial.

El dirigente estudiantil Carlos Pérez afirmó que las autoridades educativas buscan aprobar hoy una norma que prohíbe –entre otras cosas– que los alumnos se reúnan en los ambientes de esa universidad sin fines pedagógicos.

El rector se negó a dialogar ayer con los representantes estudiantiles. Más de 100 policías ingresaron al campus.