notitle
notitle

Las ciudades de Juliaca (Puno) y Tarma (Junín) soportaron ayer más de 15 horas de lluvias continuas, las cuales afectaron los techos de algunas casas y causaron aniegos en diversos sectores. Eso fue solo el inicio de las fuertes precipitaciones que se presentarán durante la temporada de verano y que, según pronosticó el Senamhi, serán más fuertes que lo habitual y ocasionarán desbordes de ríos e inundaciones en la selva, así como la probable caída de huaicos en la sierra.

La presidenta ejecutiva del Senamhi, Amelia Díaz Pabló, señaló que los ríos Huallaga y Ucayali ya se encuentran en niveles críticos de desborde e, incluso, en las partes más bajas, como en Picota (San Martín), ya se han presentado algunos desbordes del Huallaga, aunque no han sido de mucha magnitud.

Además, manifestó que el caudal del río Amazonas está en ascenso y –a diferencia del año pasado, cuando registró su nivel histórico más bajo– en los próximos meses podría ocasionar una emergencia.

Por su parte, el director general de Agrometeorología del Senamhi, Constantino Alarcón, dijo que los huaicos se presentarían en la sierra central desde Matucana hacia el interior del país.

Refirió que en la sierra sur, en las áreas donde se han abierto nuevas carreteras a tajo abierto y no se reforestó, como en la vía Interoceánica, entre Cusco y Madre de Dios, podrían presentarse deslizamientos graves.

AGRICULTURAEn tanto, Díaz manifestó que, en general, en 2012 las lluvias favorecerán la agricultura, especialmente el cultivo del mango; aunque en ciertas zonas de la costa, como la parte norte de Piura, Lambayeque y Cajamarca, hay probabilidades de que las precipitaciones sean inferiores a lo normal y afecten los cultivos de arroz.

En ese sentido, indicó que las pocas precipitaciones que se presentaron este año en la región Lambayeque ocasionaron un déficit del 30% en la captación de agua en el reservorio de Tinajones, lo cual no se recuperará en la presente temporada de verano.

DATO

- El Senamhi alertó que los departamentos de Cajamarca, Junín, Cusco y Puno registrarán niveles extremos de radiación ultravioleta este verano.