PUERTA CERRADA. Comerciantes no atendieron y aprovecharon el paro para descansar en sus puestos. (Martín Pauca)
PUERTA CERRADA. Comerciantes no atendieron y aprovecharon el paro para descansar en sus puestos. (Martín Pauca)

La actitud que se tomará con los mayoristas no será tan firme. La Alcaldía de Lima anunció ayer que no desalojará La Parada y que, durante algunos meses, este centro de abastos trabajará de manera paralela con el mercado de Santa Anita.

"Apostamos a que ellos solos se convenzan de que el Gran Mercado Mayorista de Lima (Santa Anita) es la mejor opción", señaló en conferencia de prensa Ricardo Giesecke, presidente del directorio de la Empresa Municipal de Mercados (Emmsa).

El funcionario dijo que este proceso podría tomar entre tres a cuatro meses. "No va haber una acción violenta. De lo contrario, lo que me estarían diciendo es que busque un contingente de 10 mil policías que tome La Parada por un mes o dos. ¿Y qué? ¿Entonces generamos 300 muertes?", afirmó.

Al respecto, el teniente alcalde de Lima, Eduardo Zegarra, señaló que en los próximos meses se va a prohibir el comercio mayorista en La Parada, como una manera de forzar a los negociantes a abandonar dicho sector.

"No se puede decir que hay en marcha un operativo de desalojo violento. Esto es un proceso que fue anunciado desde el año pasado. Habrá quienes no quieran ir y esa será su decisión. Nosotros no les vamos a poner una pistola en la cabeza", enfatizó.

Del mismo modo, reiteró que ya se están suscribiendo contratos de tres años con los comerciantes que mostraron interés en 'mudarse', muchos de los cuales trabajaban fuera del establecimiento de La Victoria.

PARO TOTALDe otro lado, Zegarra reconoció que el paro de 72 horas convocado por los mayoristas tuvo efecto. Con esto, señaló, los vendedores "pretenden generar un chantaje a la ciudad de Lima" para que no entre en funcionamiento el mercado de Santa Anita. Como se sabe, su apertura está programada para el 19 de este mes.

Si bien confirmó que ha habido repercusión en el precio de algunos productos, recalcó que no hay razón alguna para ello. "Si hubiera un alza significativa, se trataría de un acto de especulación o de concertación de precios, lo que debe ser investigado por Indecopi", aseveró.

Uno de los puntos donde más se sintió el mencionado incremento fue en el mercado de Caquetá, en San Martín de Porres. La cebolla se encontraba a S/.5 (su precio habitual es de S/.3.5) y el tomate a S/.2.5 (normalmente cuesta S/.1.5).

En tanto, durante un recorrido por La Parada, Perú21 pudo comprobar que no se vendía ni un solo producto en este mercado. Los mayoristas y estibadores realizaban siestas dentro de los puestos.

Los dirigentes trataban de agrupar a las personas para realizar improvisados mítines. Por la tarde, hicieron ollas comunes.Margarita Valladolid, representante de los vendedores, pidió la renuncia de Ricardo Giesecke y exigió que se les otorgue en concesión los stand de Santa Anita por un mínimo de 30 años, para garantizar su inversión.

Confirmó que mantendrán su medida de fuerza hasta mañana y no descarta que se lleve a cabo un paro indefinido, pese a las millonarias pérdidas.

DATOS

- La Municipalidad de Lima señaló que se cobrará entre 4,000 y 4,500 soles por el alquiler de cada puesto en Santa Anita.

- Este precio incluye la vigilancia, la desestiba y los servicios básicos, entre otros conceptos.

- A cada camión se le cobrará para ingresar entre 20 y 25 soles por eje.