Keiko Fujimori declaró que, a más tarde, este miércoles se solicitará el indulto. (David Véxelman)
Keiko Fujimori declaró que, a más tarde, este miércoles se solicitará el indulto. (David Véxelman)

La lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, aseguró que si su padre, el expresidente Alberto Fujimori, obtiene el indulto humanitario no regresará a la política porque el beneficio solo será para que cuide su salud.

"No le va a entrar a la política", puntualizó en declaraciones a Cuarto poder.En esa misma línea se pronunció Santiago Fujimori, hermano del exmandatario, quien manifestó que la condición física de este ya no le permite retornar actividades partidarias.

La excandidata presidencial sostuvo que su padre se siente satisfecho de que sus dos hijos que incursionaron en política obtuvieran la más altas votaciones en las dos últimas elecciones parlamentarias.

Keiko Fujimori ratificó que, a más tardar, el miércoles 10 de octubre su familia presentará el pedido de indulto al presidente Ollanta Humala. Agregó que la demora se debe a que se han ajustado algunos puntos de la solicitud.

También aseguró que tienen la voluntad de hacer un gran esfuerzo para cumplir los S/.27 millones de la reparación impuesta en la condena judicial.

Agregó que el indulto puede abrir paso a que se revisen otros casos humanitarios de presos que no tienen los recursos para pelear por este beneficio. Si se niega el pedido, seguirá la lucha por la inocencia.

SE QUEDARÁ EN EL PERÚEn tanto, el excongresista Santiago Fujimori afirmó que su hermano se quedaría en el país si es liberado, porque –dijo– aquí se encuentran sus médicos de confianza.

Sostuvo también que sería una "mezquindad" que se optara por un arresto domiciliario. En Agenda Política de Canal N, señaló que personalmente no aceptaría pedir perdón por los crímenes de Barrios Altos y La Cantuta, como se le exige al expresidente. "Es decirle autoincúlpate. Eso sería ridículo", sentenció.

TENGA EN CUENTA

– La comisión que revisará el pedido de indulto está presidida por Óscar Ayzanoa, quien fue cuestionado porque como agente ante la Corte-IDH se allanó en el caso Castro Castro

– También la integra el pastor evangélico Víctor Arroyo, un exsenador fujimorista destituido en 1992.