MAL MOMENTO. Cabeza (izq.)sigue preso por situación migratoria. (Difusión)
MAL MOMENTO. Cabeza (izq.)sigue preso por situación migratoria. (Difusión)

La madrugada del 30 de diciembre de 2011, el peruano Luis Cabeza Valdivia, de 30 años, fue brutalmente golpeado por agentes del Departamento de Policía de Orlando, Florida, en Estados Unidos.

Al respecto, su hermano Fernando dijo que el hecho ocurrió cuando Cabeza trató de reingresar con su enamorado al bar Blue Martini, local al que había acudido con varios familiares.

"Salieron a fumar. La seguridad no dejó que volvieran a entrar porque habían estado besándose. Un agente que trabaja para la policía local lo empujó y lo agredió", sostuvo.

Casi de inmediato llegó un patrullero con varios detectives, uno de los cuales le aplicó una descarga eléctrica en la espalda, acción que lo dejó privado en el suelo.

Pese a que Cabeza no oponía resistencia, los custodios lo golpearon con sus varas hasta causarle fuertes hematomas en la cabeza y en los brazos. Lo dejaron inconsciente.

Miguel, otro de sus hermanos, logró filmar el ataque con un celular y colgó las imágenes en YouTube. También fue detenido, pero lo dejaron en libertad pues tiene residencia.

Carla Cabeza, hermana de Luis, acusó al oficial Frederick Dantes de ser el principal agresor. "Se trata de un ataque por homofobia", expresó.

Además, denunció que a su hermano le habrían robado 870 dólares y un moderno smartphone. Actualmente, Luis Cabeza está preso.

La familia de la víctima le ha solicitado apoyo legal al Consulado del Perú en Miami y a la Asociación de Derechos Civiles de Florida.

SEGUIRÁN EL CASOSobre el particular, Marco Núñez, director de Protección y Asistencia al Nacional de la Cancillería, dijo que enviarán al cónsul peruano de Miami para que siga el caso.

Agregó que le prestarán todo el apoyo a la familia del compatriota y que velarán por que se respeten sus derechos. TENGA EN CUENTA

- La justicia de Estados Unidos le impuso la retención migratoria a Luis Cabeza Valdivia, quien tramitaba su residencia y posee negocios en ese país.

- El parlamentario andino Alberto Adrianzén pidió al Consulado del Perú en Miami que denuncie a los agresores del joven peruano, "ya que se trata de un caso de discriminación".