notitle
notitle

Enrique Castillo,Opina.21ecastillo@peru21.com

Son temas pendientes que deberían tener una rápida solución, pero que el Gobierno los demora y parece promover mediáticamente.

La duda que muchos tienen es si la demora en resolverlos tiene que ver con grandes dudas, cierta incapacidad y falta de pericia política en el Ejecutivo; o se trata, más bien, de temas que permiten al Gobierno mantener "entretenidas" a la prensa y a la opinión pública, para evitar tratar otros temas más importantes.

Hace pocos días conversábamos con un importante empresario que se mostraba muy preocupado por la cantidad de empresas que estaban decepcionadas por la inoperancia y demora de la administración pública peruana para otorgar permisos o licencias; y por otras empresas que ya habían decidido retirarse del país porque el Estado parecía poner trabas a su inversión en lugar de promoverla.

Otra reciente conversación con un reconocido especialista en el tema de inversiones a nivel latinoamericano nos permitió conocer su decepción por la ausencia de grandes proyectos en el Perú, sobre todo en lo que se refiere a infraestructura; y por la demora e incapacidad del Ejecutivo para ejecutar lo poco que propone, a pesar del buen momento que atraviesa la economía peruana y de contar con los recursos económicos y financieros necesarios.

Ambas personas coincidieron en señalar que lamentablemente el Gobierno no tiene un norte claro sobre temas de desarrollo, ni cuenta con el recurso humano capaz de solucionar los grandes cuellos de botella que se han formado ya en el Ejecutivo.

El Gobierno debe evitar que su agenda pendiente crezca y se diversifique, sino se le va a complicar el 2013.