PIDEN JUSTICIA. Hermana de víctima solicita a las autoridades que sancionen a responsable. (USI)
PIDEN JUSTICIA. Hermana de víctima solicita a las autoridades que sancionen a responsable. (USI)

A sangre fría, el adolescente de 16 años, identificado con las iniciales L.S.A., asesinó de tres balazos a Ricardo Vásquez Ninaquispe (22), en Villa El Salvador. El motivo: un chip de celular que apenas cuesta S/. 15

Todo ocurrió a las 4:30 p.m. del último miércoles, en una cabina de Internet ubicada en la Mz. B, Lt. 8, del asentamiento humano Quebrada de Nuevo Horizonte.

POR UN CHIPSegún información policial, ambos empezaron a discutir afuera del local. El adolescente, junto con Apolinar Tapia Ugaz (22), increparon a Vásquez Ninaquispe por el chip de un celular que tendría en su poder. Él se habría negado a devolverlo lo que provocó la ira del menor.

Enfurecido, se acercó a la cabina de Internet, pidió su mochila y sacó un revólver Smith Wesson con el que lo amenazó de muerte. Vásquez Ninaquispe ingresó al establecimiento para protegerse, pero no lo logró. Le impactaron tres tiros en la cabeza, el abdomen y el tórax, ante los niños que estaban en el lugar.

"El chico salió de la cabina y disparó dos veces al aire antes de fugar. También amenazó a mi primo, pero ya no le quedaban balas para matarlo", contó la hermana de la víctima, Gretel Vásquez.

Según la Policía, los involucrados integrarían pandillas dedicadas a la reventa de equipos celulares. Los chips los vendían en el mercado negro a S/. 15.

CAPTURADOSCon ayuda de los vecinos, agentes PNP detuvieron al autor de los disparos y a su cómplice en la pollería Gavilán, ubicada en la avenida Revolución, a unas cuadras del lugar del crimen.

El menor confesó haber hecho los disparos, pero dijo que no quiso asesinar a Vásquez. "No fue mi intención haber hecho eso. La verdad, no sabía que llegaría hasta ese límite. Fue un momento de cólera", sostuvo. Entre sus pertenencias se le encontró cinco envoltorios de pasta básica de cocaína y dos de marihuana.

TENGA EN CUENTA

- Ricardo Wilder Vásquez Ninaquispe (22) trabajaba como ayudante en una panadería, junto con su cuñado.

- Hace cuatro años estuvo preso en el penal de Lurigancho, acusado de robo agravado. Fue implicado en asalto a transeúntes.

- El menor de 16 años sería trasladado, en las próximas horas, al Centro Preventivo de Maranga.