(Reuters)
(Reuters)

El mundo de la música está de luto por la repentina muerte de la cantante estadounidense Whitney Houston. Según confirmó su publicista, la artista falleció ayer, a los 48 años de edad, pero se desconocen las causad de su deceso. Houston fue encontrada en el cuarto del hotel Beverly Hilton, en Beverly Hills, a las 6:33 p.m., y llegó a ser atendida por paramédicos que no pudieron salvarla, según informó Los Ángeles Times.

Whitney destacó como intérprete gracias a su voz majestuosa, pero en los últimos años sufrió varios problemas con el abuso del alcohol y de las drogas y por una relación tormentosa con su exesposo Bobby Brown. En mayo de 2011, su agente admitió que la cantante había ingresado a una clínica de rehabilitación por sus adicciones.

Ganadora de varios premios Grammy, Houston protagonizó hace varios días una fuerte discusión con fotógrafos que la descubrieron en estado de embriaguez a la salida de un club en Hollywood. También se informó que la intérprete del tema I will always love you estaba en la bancarrota y sobrevivía de préstamos monetarios por parte de sus agentes musicales.