notitle
notitle

Fritz Du Bois, La opinión del directorViendo las imágenes de los niños aterrados en Connecticut, uno se pregunta cómo se podrían evitar esas tragedias que se están dando con alarmante frecuencia no solo en Estados Unidos, sino también en otros lados. La respuesta sería que no ocurrirían tan seguido si no existiera la facilidad para que tanto desadaptado ande armado.

Más aún, uno puede buscar un sinnúmero de razones para tratar de entender qué puede llevar a una mente enferma a cometer atrocidades de ese tipo. Pero el hecho concreto es que estas, posiblemente, no se habrían realizado si los involucrados no hubieran tenido armas a la mano.

Por otro lado, en nuestro caso viene ocurriendo un fenómeno parecido en lo que respecta a la abundancia de armas. En la actualidad hay tanto armamento en el mercado negro que se puede comprar pistolas por solo 200 o 300 soles. Ello está propiciando que un creciente número de jóvenes opten temprano por el hampa y terminen actuando de sicarios. Incluso, algunos de ellos ni siquiera tienen edad para poder votar, pero ya están matando.

En este punto, nuevamente estamos seguros de que si no fuera tan fácil conseguir armas, muchos de los asesinatos que están ocurriendo a diario, ya sea en las ciudades del norte o en el Callao, por ejemplo, no se habrían llevado a cabo.

Por ello, es fundamental el tratar de controlar mejor la tenencia de armas. Se debe aumentar drásticamente las penas a quienes se les encuentra comercializándolas, así como a aquellos que las están portando sin estar autorizados. Asimismo, asegurarse de la capacidad y honestidad de los que están a cargo de fiscalizarlos. Si se ajusta el control, se puede tratar de frenar el incremento en la abierta disponibilidad de armas, el cual ha sido una de las causas del explosivo aumento de la delincuencia durante los últimos años. Al final, la inseguridad ciudadana es la principal nube en el horizonte que tenemos los peruanos.