Comenzó mal su mandato. (Reuters)
Comenzó mal su mandato. (Reuters)

ASUNCIÓN (Agencias).– El presidente de Paraguay, Federico Franco, nombró a su cuñada en un alto cargo público con un sueldo de 60 millones de guaraníes –13 mil dólares mensuales–, en un claro caso de nepotismo.

El mandatario aprobó el nombramiento de su cuñada Mirtha Vergara como consejera de Itaipú (el mayor complejo hidroeléctrico del continente), hecho que viola la ley 2777/2005, que prohíbe nombrar en cargos públicos de designación directa, no electiva, a parientes comprendidos dentro del cuarto grado de consanguinidad y el segundo de afinidad.

Esta decisión ha sido duramente criticada ya que Franco prometió –en su discurso de ascenso al poder– terminar con el nepotismo que, según él mismo, había campeado en la gestión de Fernando Lugo.