ESCÁNDALO. El Standard Chartered tiene su sede en Londres. (Reuters)
ESCÁNDALO. El Standard Chartered tiene su sede en Londres. (Reuters)

NUEVA YORK (AP).– Estados Unidos acusó al banco británico Standard Chartered de haber coordinado con el Gobierno iraní para lavar 250 mil millones de dólares entre los años 2001 y 2007.

El Departamento de Servicios Financieros de Nueva York sostiene que la entidad, con sede en Londres, habría estado cobrando centenares de millones de dólares en comisiones por unas 60 mil transferencias, y habría expuesto el sistema financiero estadounidense "a terroristas, traficantes de armas, traficantes de drogas y regímenes corruptos".

A través de un comunicado, el Standard Chartered negó categóricamente que haya cometido malversaciones, asegurando que más del 99.9% de las transacciones con Irán eran legales. Estima, además, que estas operaciones representan "menos de 14 millones de dólares".

Asimismo, precisa que ningún pago tuvo relación con alguna entidad considerada como terrorista en el momento de los hechos y que dejó de tener "nuevas actividades" con clientes iraníes "hace más de cinco años".

Por su parte, el FBI investiga el caso para determinar si presenta acusaciones penales.

NO ES EL PRIMEROEl Standard Chartered, con gran presencia en Asia y en África, se había mantenido hasta ahora al margen de los numerosos escándalos que han empañado recientemente la imagen del resto de los bancos británicos.

El HSBC está también en aprietos en Estados Unidos, donde una comisión del Senado lo acusó de participar en actividades de blanqueo de dinero ligado al tráfico de drogas de los cárteles de México y de financiación del terrorismo en los años 2000.

TENGA EN CUENTA

- El Departamento de Servicios Financieros de Nueva York convocó a los ejecutivos del banco para este 15 de agosto.

- Por este caso, el Standard Chartered podría enfrentar multas por cientos de millones de dólares.