notitle
notitle

Nano Guerra García,Opina.21nano@somosempresa.com.pe

El Ministerio de Transportes pide una licencia especial para cualquier camioneta que cargue mercadería.

Los municipios exigen autorización para dejar carga en su distrito y cobran si queremos poner una banderola o hacer un perifoneo. Es decir, importa sacarnos plata, no el ornato.

Muchos municipios quieren cobrar también licencias individuales a cada puesto en los mercados. Mientras que a un gran supermercado le piden una sola licencia.

Defensa Civil no tiene parámetro público para ningún tipo de negocios. Si usted quiere hacer un restaurante, tiene que poner sus mesas para que recién le digan si las puso bien o mal.

Digesa subió escandalosamente sus licencias para registrar productos alimenticios elaborados en casa.

La Sunat decide que sus intereses, cuando devuelve, son menores que cuando cobra.

Las tarjetas de propiedad vehicular ahora caducan, es decir, el negocio perfecto: obligar a renovar previo pago.

A pesar de que hay una ley que obliga a las entidades públicas a comprar a las pymes, casi ninguna la cumple. Y así, se exigen renovaciones y se inventan trabas para seguir obstaculizándonos. ¿Hasta cuándo?

Escríbenos a ande@ande para denunciar otras acciones contra los emprendedores.