notitle
notitle

Abraham Levy,Opina.21abrahamlevy@terra.com.pe

El 6 de junio del 2011, un telescopio norteamericano ubicado en Hawái y llamado PANSTARRS, cuyo propósito es descubrir asteroides o cometas que puedan representar algún riesgo futuro para la Tierra, encontró un nuevo cometa al que se le denominó PANSTARRS C/2011 L4.

No obstante el escasamente atractivo nombre de este cuerpo celeste, los terrícolas debemos esperar un atractivo show astronómico en este verano que acaba de empezar.

El 9 de marzo, el cometa se acercará a menos de 50 millones de kilómetros del Sol. Esto es muy cerca de él (la Tierra está a 150 millones).

El resultado será que el calor evaporará furiosamente el hielo y el polvo del que está compuesto, produciendo una cola brillantísima y muy extensa. La misma que veremos hacia el amanecer a finales de febrero y principios de marzo y, luego, muy brillante (su núcleo lo será tanto como la estrella más brillante) hacia la segunda semana de marzo. Tendremos varios días para verlo.

El 28 de noviembre, el cometa ISON C/2012 S1, descubierto hace tres meses, rozará el Sol.

La Tierra estará muy bien ubicada para ver un show astronómico aún más brillante que el de PANSTARRS.

Ambos cometas serán visibles a simple vista.